Respecto a las personas en tu trabajo

              Evita a los quejosos, a los que siempre protestan y a cualquier persona negativa. Evítalos como una plaga. ¿Por qué? Porque es contagioso. Igual que el borracho quiere que quien lo acompañe también beba, los protestones quieren que los demás se les unan en sus protestas. Es muy fácil verse arrastrado por la energía negativa de las personas negativas; todos tenemos frustraciones y quejas acerca de nuestro trabajo, y a veces hasta puede parecer divertido unirse a la corriente del cinismo y la rabia, pero no lo hagas. Resiste frente a la mentalidad que transforma a esta gente negativa en chacales. Aléjate corriendo si es necesario.                En cambio, busca a las personas positivas en tu trabajo. Busca a la gente que desea lo bueno y permanece junto a ellos. Haz una lista de las cinco o diez personas más admiradas en tu trabajo e intenta encontrar formas de pasar el tiempo junto a ellas. Recuerda que ellas también desean pasar el tiempo junto a personas sinceras, o sea, contigo! Por lo menos, obsérvalos y mira lo que puedes aprender de ellos.                   Relaciónate con gente honesta, buena, con los buenos profesionales. Si realmente quieres un buen futuro, quédate al lado de los mejores. ¿Por qué? Porque eso también es contagioso.

1 Comment

Other Links to this Post

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

WordPress Themes